En un año la precariedad laboral involucró a 1.215.000 personas más

Nuevo informe sobre Mercado Laboral, A un año de la asunción de Macri. Radiografía y Dinámica, elaborado por Claudio Lozano, coordinador del lnstituto junto a Tomás Raffo.

El informe contiene elementos que intervienen en la discusión abierta sobre las paritarias y la pobreza, y compara el Segundo Trimestre de 2016 y el Segundo Trimestre de 2015 en base a la última información desagregada proporcionada por el nuevo INDEC.

Lo más relevante que surge de este estudio es:

a) La desocupación no es el único indicador de insatisfacción del mercado laboral. Junto al 9,3% de desempleo correspondiente al segundo trimestre de 2016, hay que computar que hay un 15,7% de la PEA (Población Económicamente Activa) que está ocupada pero que igualmente sigue buscando empleo. Por ende, la presión global y efectiva en el mercado laboral de quienes buscan empleo, y que con su oferta facilitan la depresión de la media salarial, asciende al 25% de la PEA.

b) Hay además un 6% adicional de trabajadores que, si bien están ocupados y no buscan empleo, declaran en la encuesta que están disponibles para trabajar más. Por ende, la disponibilidad de mano de obra en el mercado laboral argentino (el verdadero ejército de reserva) es del 31,1% de la PEA.

c) El estudio muestra que las distintas formas de precariedad laboral involucran, -a mediados de 2016-, al 51,1% de la PEA. Es decir, a 9.105.198 personas. Porcentaje éste que, al compararlo con el segundo trimestre del año anterior, exhibe un incremento de la precariedad que va de 46,3% a 51,1%. Es decir que en un año la precariedad laboral involucró a 1.215.000 personas más.

d) En este marco, el ingreso medio de los ocupados desciende en el año un 7,5% generando el cuadro de empobrecimiento que explica el 32,2% de pobreza relevado a Junio de 2016.

e) Como resultado de lo expuesto, a mediados de 2016 el ingreso promedio de los ocupados remunerados asciende a $10.071, seis de cada diez gana menos que el promedio, mientras que la canasta de pobreza para una familia tipo se ubica en los $12.000. Esto explica que la pobreza involucre también a los que tienen empleo. Aún estando ocupados el 22% de quienes trabajan son pobres y medio millón de trabajadores son indigentes.

f)La información presentada permite comparar la distribución del ingreso en un momento y en otro. A seis meses del nuevo gobierno la masa salarial había perdido casi un punto porcentual, lo cual implica una transferencia de $ 63.200 millones de los trabajadores hacia los grupos económicos concentrados en tan solo un año”.